jueves, 25 de agosto de 2016

Estás hambriento de series.. cual zombies salidos de alguna pelicula de serie B (o de alguna de las series que vamos a enumerar), nos arrastramos por la parrilla deseando que vuelva el frío invernal y a la vez esas series que con tanta pasión seguimos en su día.

Os hacemos una recopilación de las series que se nos vienen encima.

1-Fear the Walking Dead
Con la segunda mitad de la segunda temporada, nuestro ración de zombies está servida, aunque depende de los gustos puedes pensar que esta "precuela" de The Walking Dead es más una distracción que una serie. Las aventuras de un yonkie rehabilitado a la fuerza, familia de todos los colores y situaciones que sinceramente... hace que no nos extrañemos de que se haya desatado un apocalipsis zombie.

2-The Strain
Ahora si que hablamos de miedo miedito... Ya se nos viene la tercera temporada sobre otra infección, otro apocalipsis.. pero esta vez vienen con lengua succionadora y mucho apetito. Unos efectos un poco lastimeros pero con mucha fuerza en la historia. Recomendada para ver de noche, a oscuras y solit@. Con un desfibrilador a mano.

3-Abierto hasta el amanecer
Esto os va a sonar.. pero aquí también hay chupasangres.. pero con un estilo mas clásico. Si sois unos freakis de verdad habréis visto la película de Quentin Tarantino.. si no, ya podéis arrastraros de ese agujero donde os han tenido encerrados.

4- American Horror Story
6 temporadas, teóricamente desconectadas y monotemáticas pero que (dicen por ahí) que están conectadas. Hemos tenido casas encantadas, brujas, invasiones extraterrestres, hoteles, circos... Pronto veremos que se sacan de la chistera esta vez. Pero estando Gaga en el reparto ya podemos esperarnos muchos vestidos con brillos y ropa interior. A toneladas.

5-Lucifer
El heredero americano de Constantine ha tenido mejor suerte que este y renueva para una segunda temporada. Un guión con cierta gracia pero una historia un poco infumable y un personaje principal que bueno.. se le odia o se le quiere. A muerte.

6-Agents of Shield
Por fin!!! Una serie Marvel!! Tras la cancelación de Agente Carter es la única que nos queda con relación directa con el Universo Cinematográfico de Marvel.. esperamos mucho de esta nueva temporada pero seguro que va a estar plagada de Inhumanos.

7-Z Nation
Volvemos a los zombies.. aunque esta vez sean... un poco mas cutres, con más comedia y bueno... una de esas series que no sabes porque, pero la ves. Y la sigues..

9-Ash vs Evil Dead
Mira... un cambio refrescante. Pasamos de zombies y vampiros para caer en las garras de demonios salidos de un libro hecho de piel humana. Si no la conoces, ni te suena ve a un sex shop, compra un látigo de nueve colas y fustigate. Después corre a ver Evil Dead, Evil Dead 2 y El Ejército de las Tinieblas.

11- The Flash
El retorno de las series DC... Parece que Barry Allen, el ser mas rápido del mundo (que realmente nunca es el más rápido) se enfrenta a todo un cúmulo de decisiones erróneas durante las temporadas pasadas. Superalo Barry, ni eres el mas rápido.. ni el mas brillante.

12-Arrow
Y.. otra serie de DC. Oliver Queen, el tío que ha pasado abandonado 5 años en una isla perdida con más tráfico que la A-1 en hora punta. Se rumorea que esta temporada está un poco de más.. pero habrá que ver que tienen que decir los guionistas sobre el tema.

13- DC's Legends of Tomorrow
Coges a todos los secundarios buenos o malos de Flash y Arrow. Los metes en una nave capaz de viajar por el tiempo y ya tienes una serie llena de paradojas e inconsistencias argumentales pero que es simpática... Si sois muy puristas de comeros el tarro con las líneas temporales mejor revisitar Continuum, que con esta os vais a rayar cosa mala.

14- Supernatural
Uff... 12 años ya son muchos.. posiblemente la serie más longeva actualmente de esta temática. Si no la has visto, tienes mucho que ver para ponerte al día. Pero te la resumimos. 2 hermanos que cazan bichos de todo tipo. Unas veces muere uno, y le resucitan. después el otro y lo resucitan.. y así va durante 11 años. No se aburren??

15- The Vampire Diaries
Y otros que van camino de desgastar cualquier mito sobre vampiros. Aunque no brillan en la luz tienen mucho en común con esos peluches de Crepúsculo. Amor, violencia, más amor y mas violencia... Y viene con hombres lobos, brujas y otros mitos.

15- The Originals El spin off de The Vampire Diaries.. y ¿Qué encontramos aquí? MAS VAMPIROS... pero un poco mas agresivos y menos cariñosos que los anteriores. Aunque desde aquí os podemos decir que tiene un parrilla de actores más.. maduros y sus tramas no van sobre meterse en la cama de la típica adolescente (antes de desangrarla).

16- The Walking Dead
Y mas zombies..pero se lo montaron bien para dejarnos con uno de los ganchos más épicos de la historia de las series de televisión.. así que habrá que verla. Aquí se huele a matanza, carne podrida y más acción que antes. Y a diferencia de Fear The Walking Dead... los actores te caen bien. Hasta cuando palman como moscas ;)

17- Grimm
Hola, soy un Grimm.. pero no me dedico a escribir cuentos sino que cazo a personajes de cuento. Una serie simple con un hilo conductor un poco mas complejo. Tiene su gracia... pero puede llegar a ser algo monótona..

Y esto es todo por ahora.. ¿Qué te parece este repaso? ¿Hay alguna de estas series que no conozcas? ¿De cual eres super fan?

martes, 3 de mayo de 2016


El tiempo pasa volando. Hace poco menos de un año que escribí mi última entrada "10 cosas que aprendí de la crisis" y esa fue la última entrada.
No, no se me rompió el ordenador, ni fui a parar a una isla desierta sin posibilidad de conexión. Simplemente... me embarqué en otro proyecto. Esta vez, para variar.. no era un proyecto propio. Sino de otra persona.
Uno de mis defectos a la hora de trabajar para otra persona es el exceso de relación con el proyecto que tengo delante.
Esto ya me ocurrió antes (muchas veces), cosa que relato en "De Sanguijuelas y Parásitos". Pero supongo que está en mi código genético porque no consigo arreglarlo.
La verdad es que este nuevo proyecto ha sido toda una serie de clases magistrales, una tras otra.
Reconozco que para bien o para mal, estar tan involucrado en un negocio de hostelería desde el mismísimo principio me ha dado una nueva perspectiva sobre diversos campos de la gestión de un negocio que es tan sumamente diferente a todos las lineas de negocio en las que he trabajado anteriormente. Pero no voy a desglosar todo el aprendizaje que ha supuesto este último año. Me voy a centrar en uno:
Por ejemplo el marketing... No seamos inocentes, el peso del marketing es abrumador especialmente al principio. Y el tiempo no juega a favor. De toda mi experiencia como Community nunca he tenido que desarrollar una imagen corporativa de manera tan veloz, apertura de perfiles y el arranque de estos mismos, logos, web, cartas, menús, tarjetas... Error. Las estrategias de Marketing deberían ser pensadas, repensadas y si es posible volver a pensarlas. Tan malo es hacerlo acelerados como pensar que es algo a dejar para mas adelante. No.
El plan de marketing es la semilla de la que todo lo demás brotará. Hacerlo con prisa no es la mejor forma, y por supuesto hacer un plan de marketing sin tener intención de invertir en acciones de marketing es una estupidez. Pero digamos que tienes a alguien que realiza todo ese trabajo de manera gratuita.. Aún así se requiere de inversión para hacer funcionar las estrategias!!
Sin embargo el desarrollo de marketing hostelero me ha aportado mucha satisfacción profesional pero en este caso me ha proporcionado una visión única al estar dentro del negocio como responsable. No es lo mismo desarrollar una personalidad para un negocio y después marchar a otro proyecto que respirar y ver crecer esa personalidad. Ver como se desarrolla y echa raíces en la mente colectiva de los clientes que día tras día pasan por la barra de ese negocio.
Sea como sea, y dado que estoy un poco oxidado en mi faceta como blogger, no voy a extenderme mucho. A día de hoy considero que este último proyecto esta finito de manera exitosa.
Ahora toca pensar una nueva jugada y ver que nueva mano de cartas me tocan para la siguiente vez. Pero sin duda será una partida muy interesante.

miércoles, 17 de junio de 2015



El ser humano medra ante las dificultades. Una verdad, por lo menos para mi. Antes de la Crisis, (de la Crisis con mayúsculas) yo era un ciudadano más. Uno de esos que se levantan por la mañana temprano para ir a currar. Uno de esos que cargaba con un par de tarjetas de créditos, un préstamo para pagar el coche y algo de efectivo para tomarse un café. No sabía mucho de nada y estaba lleno de ideas preconcebidas sobre política, economía y todos los campos en general.
No veía la necesidad de plantearme un futuro a largo plazo y no veía la necesidad de discutir lo que oía en las noticias.


No puedo decir que yo haya vivido nunca de manera acomodada, e incluso antes de la crisis muchas veces me las veía y deseaba. Pero sin llegar a decir que "viví por encima de mis posibilidades", si que puedo afirmar que no le daba el valor real al dinero. No hablemos de organizarse los gastos, los ingresos y demás mamandurrias... Ahora cada euro que entra ya está predestinado a ser gastado, invertido o ahorrado.


Si hace unos años me hablas de primas de riesgo, de intereses, deuda externa.. te habría mirado con una cara de póquer. En plan "Quieres comunicarte conmigo pero no tengo claro que hablemos el mismo idioma".
Creo que nadie era consciente del peso que tienen las decisiones macro económicas en nuestras vidas hasta que se cuelan, silenciosamente en ellas. Entonces te das cuenta de que haberse dormido en clase de ciencias económicas no fue una decisión inteligente.


España ha guardado un secreto durante décadas. Lo ha guardado tan bien que todos lo sabíamos pero no nos importaba. Como un vergonzoso secreto familiar, lo ocultábamos en esa parte del cerebro donde escondemos todo lo que nos incomoda. Pero como todos los secretos o mentiras.. al final todo sale a flote. No seamos inocentes, en España la corrupción de nuestro políticos era más que conocida. Pero como parecía que las reservas económicas eran infinitas no nos importaba. Es ahora, cuando toda la mierda ha salido a flote que nos llevamos las manos a la cabeza. Miramos al cielo y preguntamos ¿CÓMO HEMOS PERMITIDO ESTO?.


La empatía nunca ha sido nuestro fuerte. Antes de la Crisis, no miraba mucho más lejos de mi ombligo. No me importaba, no me preocupaba. Bastante tenía con mis propios problemas. Pero cuando el problema de otros se convirtió en el mio y mi problema era el mismo que millones de personas, el cuento es diferente. Nada como una buena hostia en los morros para espabilar. Ahora, cuando veo despidos masivos soy capaz de ponerme en el lugar de los trabajadores. Cuando un proyecto emprendedor se cae puedo sentir la impotencia y la rabia de que el mismo sistema vaya en contra de los autónomos. Cuando veo en las noticias embargos, desahucios, pobreza infantil, paro.. ya no puedo mirar a otro lado, porque está por todas partes...


Esto es una enseñanza bastante reciente y creo que tiene que ver más con ir alcanzando madurez que la crisis en si, aunque me queda claro que las situaciones complicadas nos hacen madurar. Antes podíamos ir por la vida arrasando con nuestras "únicas" y "especiales" opiniones. Y no teníamos filtro a la hora de expresarlas. Por cualquier método o vía. Definitivamente hay quien no aprendió esta lección. Pero ahí queda.


Inestabilidad. Esa es una palabra mágica que me ha enseñado la Crisis. Pero ahora... ahora hemos desarrollado el don de la videncia. A día de hoy evaluamos todo con vistas a mañana. Antes de comprar coches, casas o cualquier elemento nos planteamos si el futuro nos sonreirá y permitirá que podamos realizar los pagos. Ahora antes de que las bofetadas lleguen ya hemos diseñado un plan B por lo que pueda pasar. Ser previsores nos puede salvar la vida. Tal vez la lección mas importante.


No se a ti, pero a mi me han educado para ser un currito. He crecido para trabajar en un fábrica, tras una barra de bar o para colocar ladrillos. Estoy pre-programado para tener un jefe, para buscar con ansia una nómina.
Nunca se me ocurrió la locura de empezar mi propio negocio.. tras 4 años, 3 proyectos, 2 fracasos y 2 pequeñas empresas el chip ha cambiado. La Crisis me ha enseñado a (intentar) buscarme las papas, a pelarlas y cocinarlas al gusto.. y que aunque la tortilla se rompa a veces.. otras puede dejar muy buen sabor de boca. Pero el Sistema no juega a favor de los emprendedores o autónomos, así que sigo obligado a cazar una nómina o al pluriempleo.. en un país en el que el empleo no abunda.


La Crisis me ha puesto en situaciones en las que parecía que no había salida. He tenido momentos de ponerme en plan trágico, de mirar alrededor y no ver ni puerta, ni ventana ni agujero por el que escapar. Cuando esto ha ocurrido, la solución ha venido siempre de la mano de personas de lo mas inesperadas. Damos por sentado que cuando no hay aire, familia y amigos vendrán a insuflar oxigeno a nuestras vidas. Sin embargo al igual que a habido sorpresas agradables, también hubo decepciones. Ser autosuficiente no ha sido una mala lección.


Me remito a la frase del principio. El ser humano medra ante las dificultades.. y durante estos últimos años hemos tenido puñados de dificultades. He visto a personas que se han rendido y han tirado la toalla. En las noticias hemos visto personas que se han tirado del puente. Y no digo de un puente metafórico. He visto a lobos vestidos de personas que se han comido a sus congéneres por su propio interés y supervivencia. A veces, ante las dificultades.. el ser humano falla. El lobo que llevamos dentro nos ronda y sale a la superficie dispuesto a quitar el último bocado a quien sea para mantener su status o su estilo de vida. Cuando la situación es extrema puede salir lo mejor de nosotros mismos. Pero también puede salir lo peor.


Y la última lección de esta Crisis.. Se han necesitado mares de lágrimas para aprender. Y harán falta océanos de tiempo para olvidar estas lecciones. Pero uno de mis temores es que en lugar de océanos.. sean charcos y volvamos a repetir los errores...

¿Cuál ha sido tu lección aprendida?

sábado, 23 de mayo de 2015


No se que ha pasado este año, pero estoy más ansioso de lo normal. Y no es por que hoy sea la final de ese trasnochado pasillo de freaks y rarezas musicales en el que se ha convertido Eurovisión. Tampoco es porque, curiosamente en muchas ciudades se desarrollan festividades y eventos, como por ejemplo en Burgos que ha tocado la Noche Blanca.

Estoy ansioso por ver que es lo que ocurre mañana. Los ciudadanos tenemos la oportunidad de dibujar con nuestras manos un nuevo plano político. No solo a nivel nacional, sino en nuestras ciudades y municipios. Muchos, nos quedaremos pegados a nuestras fuentes de noticias favoritas, algunos seleccionarán televisión, otros radio o internet.. y los más avispados combinaremos todo para no perder detalle.

Es curioso, pero creo que en estas elecciones la lupa no se va a centrar en las ciudades en las que estemos empadronados (Burgos en mi caso), ni en las comunidades (Castilla-León para el que no lo sepa).. creo que la lupa va a estar en todo el país. Especialmente en aquellas ciudades que  abanderan el cambio y que pueden significar una ruptura con el pasado. Aquellas que llevan décadas gobernadas por el mismo partido. Por ejemplo, Madrid o Valencia. Que casualmente han sido el paradigma de la corrupción...

Así que este Lunes... España va a ser un país muy interesante. Miles de posibilidades se apiñan en mi cerebro.. algunas buenas, otras no tanto. Me gustaría ver que este país ha espabilado y castigará sin piedad la corrupción que nos lleva rondando desde los tiempos de Matusalén. Me gusta pensar que hemos aprendido que la mayoría absoluta es uno de los peores errores que hay, que si bien puede significar estabilidad, por otro lado nos ha dejado en manos de las decisiones de muy pocos. Especialmente porque un partido con mayoría absoluta puede tirar por la borda cualquier iniciativa de comisiones de investigación. Este es uno de los pocos países donde un parlamento puede interferir en el curso de la justicia en base a una mayoría absoluta.



Por otro lado, los que hemos votado a partidos emergentes, vamos a ver de que pasta están hechos. "Por sus actos los conocerás".. y por sus pactos sabremos que es lo que nos viene encima. Como votantes, esperamos que haya cierta coherencia a la hora de pactar.. y sin duda tenemos lineas rojas que van a ser violadas (casi con seguridad). Veremos paradojas en las comunidades en las que, los que juraban y perjuraban que nunca se unirían lo harán sin rubor. Y no solo eso, veremos mezclas imposibles de colores que solo podríamos ver en el armario de cierta choni televisiva. ¿Veremos el Naranja con tonos rojizos en el Sur y con azulados en el Norte?.
O puede que sea el morado el que nos demuestre que el cambio pasa por hacer maniobras políticas tan increíbles que sonroje a sus votantes...
No lo se, pero este año se huele algo diferente del típico "Votar al Mal Menor". Este año huele a ilusión. Y cruzo dedos para que lo mejor sea lo que pase.

jueves, 14 de mayo de 2015



No pongas el grito en el cielo.. de vez en cuando me gusta compartir con vosotros otras inquietudes a parte de lo que es el campo social (por algo este blog se llama Almasociales).
Y otra de mis pasiones está en la tecnología. Y hoy me gustaría darle vueltas a un concepto que viene con fuerza: la Convergencia.

Cada mes, asistimos a un avance (si no revolución) tecnológica en el tema de los teléfonos inteligentes. Raro es encontrar un terminal de uno o dos núcleos y cada vez quedan menos quadcore. Asistimos al empoderamiento exponencial de nuestros terminales, tal y como en su día ocurrió con los procesadores de nuestro PC.

Ahora es relativamente fácil y económico hacerse con teléfonos que cuentan con 8 núcleos y 2 gb de Ram. Esto es sin duda un hardware que compite directamente con muchos ordenadores y por supuesto más que suficiente para realizar las tareas del día a día.

Hace un par de años, recuerdo que una marca (creo que fue ASUS) lanzó un teléfono que a su vez se podía integrar en la parte trasera de una tablet, completando la experiencia. La verdad es que este artilugio me pareció una revolución, pero ahora la convergencia va más allá. ¿Y si el dispositivo electrónico más generalizado fuera lo único que necesitamos?.


Esto no es ciencia-ficción. Ya está ocurriendo. La convergencia está sobre nosotros. A día de hoy, existen adaptadores que permiten conectar nuestros teléfonos a pantallas HD (como televisores), conectar teclados, ratones y toda la parafernalia... y el resultado es convertir la TV en una TV inteligente. Existen diversas opciones inalámbricas como Chromecast que permiten que podamos visionar ciertos contenidos de manera simultanea.

Ubuntu Phone parece querer ir un poco más lejos. En esa búsqueda por la convergencia, están desarrollando un sistema por el cual, cuando conectamos el teléfono a una pantalla, la salida que vemos es la de un sistema operativo completo (tipo Linux), en lugar de ver tan solo la pantalla de nuestro teléfono,  que podremos controlar con un teclado y ratón. Aunque en un principio esto no tiene relevancia... Imagina un mundo en el que no tienes que cargar con un portátil. Con tan solo conectar tu terminal tendrás todos tus archivos, tu software, tus configuraciones. Cuando quieras ver contenido multimedia (como los servicios de streaming que cada día proliferan más),  tan solo tendrás que conectar el terminal a una TV o a un proyector.

Y para los jugones.. ¿revolución o apocalípsis? Cuando empezaron a surgir los nuevos sistemas portátiles de Nintendo o Sony, se pensaba que la cuenta atrás para las consolas de sobremesa había empezado. Nada mas lejos.. por una razón, nada es comparable a jugar en la televisión de tu salón. Ahora, si se da el caso de que  los diferentes estudios desarrollen juegos para las plataformas móviles (como ya tienen planeado hacer Square-Enix o Nintendo), y lo explicado anteriormente, nada impedirá que conectemos nuestro móvil a una pantalla, junto con un mando wireless y seguir jugando.

Así que en nuestro bolsillo llevamos simultáneamente nuestro PC, nuestra consola y nuestro centro multimedia. Por cierto.. ¿os gusta el nuevo dock que estoy usando?


domingo, 3 de mayo de 2015



Así. A lo bestia y directo.
Hoy me he levantado con un objetivo dibujado en mi adormilada mente: Voy a dejar de ser solidario.

Es que el cuerpo no me para más. De veras, esto de ser solidario y apoyar causas (muchas veces perdidas) es agotador. No paran de salir canas, mi úlcera empeora, mi carácter se hace mas agrio... y ya no digamos la cabeza! Insomnio, tristeza semi crónica, preocupación permanente.

Y con lo fácil que tiene que ser vivir mirando el ombligo propio (o el del cónyuge, si se tercia). Tiene que ser un alivio ver las noticias y no empatizar nada de nada con lo que ocurre detrás de la pantalla.

Si hay un brote de alguna enfermedad mortal, no importa, porque hasta donde se, las ondas no contagian cosas del tercer mundo. Y si hay un brote en ese país será por algo, seguramente un sistema médico insuficiente, falta de preparación... un par de padres nuestros en la misa del domingo por esas miles de almas y a correr.

Si hay un terremoto de esos que limpian un país completo tampoco es que me tenga que preocupar demasiado. Porque si eso ocurre en esos países será por algo, seguramente unas construcciones deficientes, hacinamiento de multitudes... un par de padres nuestros en la misa del domingo por esas 10.000 almas y a correr.

Bueno, pase lo que pase, no hay problema. Vivimos en un gran país que nos mantiene seguros y con un bienestar elevado, especialmente si lo comparamos con los países de las noticias.

Fíjate, ya empiezo a sentirme algo mejor. Parece que si no nos preocupamos de desastres globales, nuestra salud mejora y todo.

Pues la verdad, ya que he empezado con esto de dejar de ser solidario, no veo motivo para parar... Nuestras fronteras están constantemente asaltadas por gente de otros países. No voy a dedicar mucho tiempo a adivinar porque alguien querría venir a este país... dicen que buscan algo mejor. No es necesario que me preocupe de ese tema.. Si el mar no los limpia ya lo harán los pelotazos de los que guardan las fronteras. Ese par de padres nuestros en la misa del domingo por aquellos que se ahogaron y a correr.

Oyes.. parece que mi corazón está mas ligero.

Que cantidad de corrupción hay en España, pero esto nos pasa por mirar. Somos demasiado críticos con los que se sacrifican gobernando. No tiene que ser nada fácil aguantar la tentación de meter mano en una caja llena de billetes. Si en lugar de investigar papeles, indignarnos, intentar cambiar un sistema que no se puede cambiar (porque todos los días nos lo dejan claro), si en lugar de eso, agachamos la cabeza y trabajamos más duro, seguro que todo irá mejor.
Para que queremos tumbar una ley mordaza si solo puede traer cosas buenas. Menos líos en las calles, menos manifestaciones... todo estará más tranquilo!!
Puede que ese par de oraciones en la misa de los Domingos por aquellos que nos gobiernan haga algún bien.

Ya no hablemos de las diferencias sociales, económicas, raciales o sexuales. Creo que voy a dejar de preocuparme también por esas minucias. Con quien yo me acueste es mi problema y no necesito ni reconocimiento ni igualdades.
Si las grandes multinacionales quieren ganar más.. es normal. Para eso son empresas privadas. Si para ganar más tienen que echar a un par de personas no le veo fallo. Ya encontrarán otro trabajo. Yo voy a seguir comprando sus productos, porque molan mucho. El factor humano es una perdida de tiempo. Y si me tocara a mi, me callaría y no montaría tanto jaleo como estos que trabajaban para Coca-Cola. Si la justicia además les da la razón tampoco importa demasiado. Ellos, no son yo.
Y si viene la policía a desahuciar a la familia de al lado, a sus dos hijos pequeños y al perro... tampoco debería preocuparme. Al fin y al cabo si me quedo callado y pago, nadie tendrá motivo para echarme de casa... y en el hipotético caso de tener que alimentar a un niño o pagar la hipoteca, que no quede duda de que mis obligaciones económicas irán primero. Porque el gobierno lo dice así.

Uff, que sensación de bienestar. Que alivio. Ya ni siquiera me importa el tema de las elecciones. Como se que todos van a robar y ser unos sinvergüenzas no me voy a molestar en cambiar. Mejor malo conocido...

Pero.. ¿qué ocurre si todo el mundo hace lo mismo? da igual.. nos vamos todos juntos a rezar a la iglesia del barrio, dedicamos 2 padres nuestros a los desgraciados de este mundo y a correr. Y si alguna de esas desgracias nos toca nosotros, ya vendrá alguien tan iluso e inocente que rezará por nosotros, en lugar de hacer algo.

Que bien se vive sin ser solidario.

jueves, 9 de abril de 2015



Algo terrible ocurrió en mi vida la semana pasada. He estado tan traumatizado que he sido incapaz de comunicarme por las vías usuales. Abandoné mis redes, dejé de ser el alma de la fiesta en Facebook y me vi forzado a dejar de trollear a las marcas que por méritos propios y dudosa ética, están en mi lista.
La vida nos pone pruebas terribles, pero una de las peores.. es que tu SuperInteligenteTelefonoMovil le de por irse al cielo de los ya no tan SuperInteligentesTelefonosMoviles.
Bromas a parte, ciertamente el hecho de que nuestro móvil deje de responder supone un trastorno importante. No solo a nivel social, sino al laboral.

Yo siempre he sido usuario de teléfonos de marca. Mi última joya fue un flamante Nexus 5, que realmente me hacia feliz. El anterior un Galaxy. Todos Android.
Sin embargo esta vez hice lo impensable... escoger un teléfono de marca desconocida.
A decir la verdad, todavía tendré que pagar el Nexus durante unos meses, y realmente frustra tener que pagar por algo de lo que no voy a hacer ningún uso. Así que por una vez pensé en invertir en un teléfono, sin cuotas, sin permanencias ni nada. Por el precio que veía en el mercado, si salía mal... no iba a suponer una gran perdida.

Al final por cosas del destino, acabé comprando un ZOPO ZP998. Decir que lo compré de segunda mano, pero sin ningún uso. Vamos, que lo voy a tratar como nuevo.
No os voy a describir las especificaciones que os dejo en este enlace. Sino mi experiencia que algunos de vosotros me habéis preguntado.
Decir que el Zopo aprueba de largo y en muchos niveles. Está cerca o supera a mi anterior terminal de marca. El nivel de pantalla, la potencia...etc. Sin embargo no se puede pedir peras al olmo.
Este teléfono viene de fabrica con la trasnochada versión de Android 4.2, que al encenderla se actualiza a 4.2.2
Las deficiencias que encontré fueron las siguientes:
La cámara trasera tiene 14 Mpx pero su óptica no es comparable a la del Nexus (8Mpx) en parte por la versión de android. Sin embargo la cámara frontal luce 5 Mpx muy aceptables.
La batería. Aunque me extiendo un poco más abajo sobre este tema y la solución que apliqué.
Esta versión se queda en pañales al compararla con la reciente Lollipop (5.2). No solo en la experiencia de usuario, sino en la gestión de los 2 GB de ram que tiene, el uso de los brutales 8 procesadores y desgraciadamente... en el consumo de la batería.

Con un uso intensivo este terminal que luce una pantalla de 5.5 pulgadas la batería dura cerca de 2 horas. Y eso que se supone que viene con una batería de 2100, cercana a la del Nexus.
Definitivamente el problema no estaba en el terminal, sino en la descuidada rom. Así que la segunda noche decidí rootear el dispositivo y cambiar a una nueva rom.
La más reciente que encontré en este momento fue la versión anterior, Android KitKat (4.4). Tras el proceso (tardé unos 7 minutos), la experiencia mejoro enteros. No era lollipop pero se acercaba.
La batería en uso intensivo se acercó a las 3 horas. Mejoró pero no era suficiente.
Por otro lado ya podía instalar la Cámara Google, que permite hacer las Spheres, el efecto desenfocado y HDR. Pero la calidad de grabación de vídeo se me ha quedado en 480p (en las especificaciones marca 1080hd...).
Así que metí mano en el corazón del problema, los procesadores. La mayoría de los terminales portan un procesador de 4 núcleos. Este terminal tiene en sus tripas un procesador de 8 núcleos. A través de una app llamada CPU Tuner, tenemos la posibilidad de seleccionar cuando deben estar activos los 8 núcleos de manera simultanea (mayor consumo) o no. Decir que esta solución fue mano de santo y con una buena configuración extendió la duración a prácticamente al doble. Tras un par de toques más (por ejemplo el apagado de 6 núcleos al apagar la pantalla) he extendido la batería a limites insospechados (por ahora voy 8 horas de uso medio y está al 90%) sin perder funcionalidad.
Ahora, en términos generales. ¿Estoy contento? mucho. El terminal a todos los niveles tiene un tacto de alta gama y sus prestaciones no difieren mucho, pero añadiendo la doble SIM, imprescindible para autónomos y el NFC. Pero algo decepcionado porque Zopo no tiene intención (aparentemente) de actualizar a Lollipop ni solucionar el problema de alimentación, sin depender de una app externa.
Pero al final si comparo precio final con todo lo demás el balance sale positivo. Muy positivo.
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!