domingo, 23 de diciembre de 2012

Yo soy el primero que se emociona cuando alguien me lee.
Logicamente agradezco a mis amistades que visiten mi blog y si de paso me dan un comentario constructivo ya soy mas que feliz.
Sin embargo... cuando es una persona que no me conoce y se queda por algún motivo leyendo durante unos minutos lo que las musas me dicen que ponga en el papel y ademas me dan una opinion ya no es solo felicidad.  Tambien me siento realizado.
Y es que uno puede ser totalmente feliz sin haberse realizado  en ninguna faceta. Tengo una gran memoria y recuerdo perfectamente a todos mis profesores... desde esa simpática maestra de la guarderia hasta el último profesor de Químicas que ha impartido clases a mi curso. Y se que ninguno de ellos mencionó la posibilidad de que una persona pueda realizarse de una manera diferente a la de trabajar en otra empresa y conseguir un contrato indefinido en esa misma empresa. Que en esos tiempos era la Quimera de Oro.
Trabajar de por vida en la misma empresa....  algo realmente impensable en estos tiempos.
Por muchas razones. Somos una generación que aprende rápido... pronto tocamos el techo o limite impuesto. Somos ambiciosos y siempre queremos más.  No nos conformamos con nada ni con poco ni con medias tintas... pero ante todo somos dinámicos.  Ahora sabemos que hay fronteras y queremos cruzarlas e ir mas alla.
Pero.... esto es nuevo. Esto asusta... porque nadie nos lo dijo. Nadie nos lo enseño.  En el colegio y en la familia se nos programó para buscar un trabajo eterno a cuenta ajena y muchos cerebros han sufrido cortocircuitos buscando lo que no existe.
Asi que dejando las cosas claras... esto no es un manual de como convertirse en emprendedor. No encontraréis un listado de "25 razones por las que tu negocio fallará" o "10 razones por las que  triunfaras". Tampoco vais a leer frases de apoyo o de control mental en plan "si tu vecina del quinto pudo... tu también". Aunque seguro que menciones descabelladas encontraréis.
Aqui podréis leer la experiencia de un ser humano normal... y bastante desequilibrado (quien sea emprendedor estable que levante la mano) que quiere compartir la experiencia personal de lo que sin duda, independientemente del resultado, puede resultar una de las etapas mas interesantes de su vida.
No soy un  guru. Ni pretendo dar lecciones, ni enseñar nada. No soy un escritor ni un novelista... vamos, que expresiones coloquiales a saco y poco de ficción o recursos literarios.
Si de mi experiencia podéis sacar algo en claro (sobretodo "que no hay que hacer")... genial.  Si os parece un texto entretenido y pasáis un buen rato... mas genial todavia.
Pero ante todo esto es una forma de viajar. De viajar por la vida de otro ser humano con una reciente inquietud por hacer algo con su vida, de sus opiniones y experiencias.
Bienvenidos entonces y que tengais un buen viaje. Próxima parada: Tambores Lejanos (o de como u a idea silenciosa puede llegar  ser ensordecedora).

0 comentarios:

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!