miércoles, 20 de febrero de 2013

No quiero sonar como Orson Welles en su famosa adaptación de la guerra de los mundos que despertó pánico y temor... pero la verdad es que en este momento me apetece un montón plantarme en medio de la calle y señalar con un dedo hacia el cielo mientras con una cara desencajada por el pánico grito... "Ya Vienen, Ya están Aquí, Corred Insensatos, Corred".
Claro, que en este caso no vienen los alienígenas a invadirnos ni caerá (o por lo menos por ahora) una lluvia de meteoritos. Me refiero a ELLOS. Los EMPRENDEDORES. Aunque con las facilidades que tienen los emprendedores... a este paso será tan raro ver a uno como el impacto de un meteorito.



Sin embargo... películas de catástrofes a parte... las últimas cifras dicen que en España hay 14.000 nuevos emprendedores... Y eso es una cifra bastante esperanzadora por varias razones.
Los emprendedores están arrancando negocios, pueden ser pequeñas tiendas online o grandes estructuras. De una forma u otra Generan Empleo. Y este empleo no solo es directo... También es indirecto. Venden bienes que alguien manufactura, servicios que alguien provee...etc. En el instante en que una empresa se esta gestando esta realizando gastos, gastos que van a otras empresas. Queremos un Logo, queremos una estrategia de Marketing, un posicionamiento SEO, un local... etc. El gasto de unos, es el beneficio de otros.
Por otro lado, los (diría yo que abusivos) impuestos que pagan las empresas (ya sean de nueva creación o con historia) ayudan y participan en esa gran caja de los presupuestos. Siempre que estos ingresos se hagan por partes iguales y con honestidad, claro. Algo que últimamente no abunda.

Bueno, esta pequeña reflexión viene a decir que no hay que parar, hay que seguir en la linea y seguir generando empresas y puestos... aunque no nos lo ponen fácil, al final no serán las grandes multinacionales las que nos saquen del pozo. Como siempre, serán las Pymes y los emprendedores que las crean los que llevan sobre su espalda todo el peso.
Y asegurarnos de que nunca veamos al Emprendedor como una raza en extinción. Que sigan creciendo, que sigan imaginando y creando y crucemos los dedos para que nuestros ojos cansados nunca vean al último emprendedor que toco el suelo.


0 comentarios:

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!